Coaching para devolver el sentido a la política

Como tantas cosas en la vida, la política es (o debería ser) una cuestión de amor; cuando desaparece el amor, solo queda el interés. En este sentido, el coaching constituye una valiosa herramienta para facilitar, y en muchos casos devolverle a la actividad política una relación fluida y estable con su función principal y su razón de ser, que no es otra que la de ejercer como servicio público.

Si nos centramos en el momento actual, las personas con actividad y responsabilidades políticas se mueven en un contexto difícil, rodeados de una visión negativa de esa actividad por parte de la población y con un alto sacrificio personal. Frecuentemente no encuentran la oportunidad o el momento adecuado para reflexionar sobre los temas que les preocupan en relación con su quehacer, con la coherencia entre lo que hacen y sus valores más profundos, con la incomprensión por parte de su familia, con el distanciamiento respecto a sus compañeros y compañeras de partido, etc. El coaching permite al político afrontar una reflexión específica sobre estos y otros aspectos, es una herramienta de aprendizaje para conseguir resultados y hacer a la persona más feliz.

Rafael Vázquez Vega, es socio fundador y secretario de Kairós Personare, además de miembro de la ONG Coaching sin Fronteras. En palabras de Rafael, “Un coach puede aportarle a un político el espacio de reflexión para no perder el contacto consigo mismo y los valores que llevaron a la persona a entrar en política, pero es fundamental entenderlo como una reflexión para la acción. El coaching político explora esos valores para mantener ese contacto con la esencia de la política y lo que le llevó a entrar en política”

Pero, más allá de los aspectos técnicos una diferencia fundamental del coaching políticoes su sentido, ya que es una manera de contribuir a engrandecer la política y enriquecer así la sociedad y los valores de la democracia.

“Desde la perspectiva del coaching ontológico entendemos que el trabajo político es un trabajo lingüístico porque el político con sus declaraciones transforma la realidad”, continúa Rafael Vázquez. “El entorno determina el proyecto político pero el proyecto político transforma el entorno y en esa transformación intervienen las declaraciones, los juicios que tienen los políticos que caracterizan marcos, sus creencias sus yo no puedo… desde el coaching ontológico es un trabajo bonito por hacer porque nuestras conversaciones transforman nuestras vidas, la sociedad

Conversar significa dar vueltas juntos, una suerte de baile entre uno que habla y otro que escucha y el político que quiera ser denominado como tal, tiene que formar parte de esa danza continua con la sociedad y el ciudadano, tiene que escuchar al ciudadano para tomar las decisiones correctas.

Dejar un comentario: